+34 / 915 15 40 34 – +34 658909279 info@grupo-pineda.com

Las urbanizaciones actuales pueden disponer de una enorme variedad de instalaciones deportivas que den a los vecinos mayores alternativas internas de ocio. Las dos más habituales suelen ser la piscina de verano y el gimnasio. Pero, inmediatamente después de estas dos y ganando mucho terreno, nos encontramos con las pistas de pádel comunitarias. Una respuesta de las comunidades de vecinos al aumento del interés por este deporte. ¿Pero cuáles son las normas de uso de la pista de pádel en la comunidad de propietarios?
 
 

Las pistas de pádel en urbanizaciones

La padelmanía ha crecido enormemente durante estas dos últimas décadas. Cada vez son más personas las que se lanzan a practicar pádel una o varias veces a la semana. De ahí que disponer de una pista de pádel en el interior de tu propia comunidad de vecinos, a escasos segundos de tu vivienda, sea una opción muy pero que muy atractiva para los vecinos. Sin embargo, y como elemento comunitario, existen normas de uso de la pista de pádel de comunidad de propietarios. Unas normas bastantes razones por otro lado.
 
En concreto, la pista de pádel de comunidad de propietarios viene gestionada por el artículo 396 del Código Civil español. En dicho artículo se establece que estas instalaciones deportivas son un elemento común del edificio y que, en consecuencia, pertenece en forma de copropiedad a todos y cada uno de los propietarios de la comunidad. Eso implica, para empezar, que todos tienen totalmente los mismos derechos y las mismas obligaciones hacia la pista de pádel. Incluido de cara al mantenimiento de las pistas de pádel.
 
 

Reserva pádel en comunidades

Puede haber excepciones pero por regla general, cada piso tiene derecho a reservar una hora de pista diaria. En ese sentido, todos los vecinos tienen derecho al disfrute de esa hora reservada y, durante la misma, jugar, impartir clases a otros jugadores o recibir clases de profesionales. Incluso puede disfrutar de la pista con un jugador o una jugadora que no resida dentro de la comunidad. Esto es algo que suele generar mucho debate y por eso es importante tenerlo claro como normal clave en la reserva de pádel en comunidades.
 
Sin embargo, también es muy importante que tengamos en cuenta que, aunque jueguen jugadores externos a la comunidad, al menos uno de los jugadores tiene que pertenecer a uno de los pisos de la misma. Además, hay que tener en cuenta que un vecino concreto puede jugar más de una hora al día si también participa en las horas de juego reservadas por otros pisos. Es decir, cada vecino solo puede reservar una hora pero nadie impide que lo inviten a jugar durante otras horas de reserva de pádel en comunidades.
 
 

Gestión de pistas de pádel de comunidades

Como elemento comunitario cuya propiedad recae en todos los vecinos, la gestión de las pistas de pádel de comunidades recae sobre la administración de la urbanización o comunidad. Eso implica tanto el diseño y la creación de la pista como el mantenimiento de la misma. Un mantenimiento que pasa tanto por la limpieza ordinaria como por las medidas reparatorias que pudieran ser necesarias en caso de deterioro o avería. Son normas más allá de las propias normas de uso de la pista de pádel en comunidad de propietarios.
 
¿Os gustaría contar con una pista de pádel en mitad de vuestra urbanización o comunidad de vecinos? ¿Está en tu mente poder hacer una reserva de pádel de comunidades y jugar con total sencillez? Pues entonces lo único que tienes que hacer es contactar con nosotros. En Grupo Pineda hemos diseñado y construido una enorme cantidad y variedad de pistas comunitarias. ¿Quieres saber cuánto cuesta construir una pista de pádel? Llámanos para que podamos elaborarte un presupuesto personalizado. Confía en nosotros.