Parques infantiles para comunidades de vecinos

Conforme las ciudades se hacen más y más grandes, auténticas metrópolis, las urbanizaciones de comunidades de vecinos van volviéndose más y más complejas. ¿Para qué desplazarse al exterior, uso de transporte urbano o coche de por medio, cuando puedes tenerlo todo mucho más cerquita? Bajo esta premisa, hemos visto cómo en los últimos años han aumentado las comunidades de vecino con piscinas propias. Cuando la playa queda lejos o, directamente, no hay playa, es una alternativa fantástica para que los más pequeños se den un chapuzón.

Y con toda la seguridad que necesitas. Que, al fin y al cabo, es una de los deseos paternales y maternales que más influencia tienen a la hora de tomar decisiones. Lo mismo ocurre con los parques infantiles. Tanto la seguridad como el ahorro de tiempo y recursos ha llevado a las urbanizaciones a instalar sus propios parques de ocio para niñas y niños. Estos parques infantiles para comunidades de vecinos proporcionan un divertimento absoluto a los pequeños y, por supuesto, una garantía de máxima seguridad a las madres y a los padres.

En ocasiones con suelos de tierra, más naturales, y en otras ocasiones con suelos de caucho, más higiénicos. Pero siempre siguiendo la normativa de parques infantiles. Y dentro de la urbanización, lejos de carreteras, coches y personas extrañas. Esas, y muchas más, son sus ventajas.

 

Ventajas de construir parques infantiles en comunidades de vecinos

Como ya apuntábamos antes, la ventaja suprema de los parques infantiles para urbanizaciones sobre el resto de parques exteriores es la seguridad. Los niños y las niñas pueden jugar tranquilos, totalmente ajenos al ajetreo del tráfico y el ir y venir de personas totalmente desconocidas. Están en casa. O casi. De hecho, y si la ventana de la casa tiene visión al parque, los niños más mayores pueden disfrutar del mismo con cierta autonomía mientras se les supervisa desde arriba.

Por otro lado, otra ventaja obvia es el tiempo. Después de todo, no todo el mundo tiene parques infantiles en los alrededores. A veces, para encontrar un parque infantil exterior de calidad hay que desplazarse mucho, lo cual supone, obviamente, un empleo de tiempo y recursos importantes. La consecuencia es un mayor cansancio para los padres y, en muchas ocasiones, menos horas de diversión para los pequeñas y pequeñas. La construcción de parques infantiles en la comunidad elimina este problema por completo.

Por último, y de cara al desarrollo social de los niños, los parques infantiles de las urbanizaciones proporcionan un valor añadido. Y es que les permite generar relaciones estables con otros niños y niñas. Algo importantísimo en su crecimiento.

 

Grupo Pineda, expertos en construcción de parques infantiles

Las pequeñas y los pequeños necesitan un entorno donde jugar y aprender. Los parques infantiles son esenciales en esas primeras etapas de sus vidas. Que, además, ese parque de juego esté emplazado a varios metros de casa aporta, como hemos visto, muchísimas ventajas. Por encima de todas ellas, repetimos, la seguridad. Sin embargo, y para que esta seguridad sea real, la construcción del parque infantil debe ser realizada por una empresa de amplia experiencia en el sector. No es un tema donde podamos ser laxos y jugárnosla.

En Grupo Pineda llevamos muchos años construyendo los parques infantiles más seguros, versátiles y divertidos del mercado. Contamos con toboganes de diferentes formas, columpios, redes protectoras, balancines y muchos otros elementos que encantarán a los más pequeños y a las más pequeñas de la casa. Además, la construcción la fundamentamos en otros tres pilares básicos: sostenibilidad, utilidad y durabilidad. El futuro aquí y ahora.

Por otro lado, y para asegurarnos que todo resulte 100% seguro, realizamos nosotros mismos la instalación de los parques infantiles. No tienes nada de qué preocuparte.

Por | 2019-06-11T13:23:29+00:00 julio 23rd, 2019|Construction|