+34 / 915 15 40 34 – +34 658909279 info@grupo-pineda.com

Los parques infantiles son espacios imprescindibles. Y no solo en las ciudades como parte del mobiliario que los ayuntamientos disponen para los ciudadanos. También en los colegios, en las comunidades de vecinos o en los hoteles. Pero deben estar bien fabricadas. Eso implica que sus diseños sigan firmemente las claves de la normativa vigente en parques infantiles en España, pero también que responden con la mayor precisión a ciertas preguntas fundamentales. Por ejemplo, ¿qué materiales utilizar para su fabricación?
 
 

Parques de madera para niños

Como ya vimos en nuestro artículo dedicado a los mejores pavimentos para parques infantiles, contamos con una gran cantidad de opciones a la hora de resolver estas preguntas. Y, lo más importante, debemos dar respuestas personalizadas a cada instalación. El mejor pavimento para un determinado parque infantil no es el mejor pavimento para el resto de los parques infantiles. En ese sentido, cada diseño requiere un estudio y un análisis profundo que nos permite tomar buenas decisiones. Y no únicamente para el pavimento.
 
Porque debemos responder muchas preguntas. Una de ellas, como apuntábamos antes, es el material para la fabricación del propio mobiliario del parque infantil. Existen muchas variantes: desde el plástico hasta los metales, pasando por la madera. En el artículo de hoy nos centraremos en este último. Después de todo, los parques de madera para niños son una de las mejores alternativas que tenemos. De nuevo, seleccionar ese material dependerá de determinadas circunstancias de cada caso. Pero hablemos de su mantenimiento.
 
 

Mantenimiento de juegos infantiles de madera

Como material, la madera nos proporciona unas ventajas evidentes. La primera de ellas es su naturalidad. Y es que hablamos de un material que nos aporta una gran sensación de conexión con la naturaleza. Por eso el parque infantil de madera es perfecto para entornos muy rodeados de vegetación. También en entornos arenosos como las playas. La capacidad de la madera para armonizar con estos espacios naturales nos dan una ventaja añadida. Para los niños es una experiencia mucho más bonita. Mucho más real.
 
Por supuesto, esto tiene un precio. A diferencia de otros materiales como el plástico, más artificiales, con la madera sí tenemos que preocuparnos de los agentes medioambientales. Por ejemplo de la lluvia. Después de todo, los parques de madera para niños pueden sufrir con el paso del tiempo debido a la humedad. Y no es el único problema que presentan. La madera también puede verse afectada por infecciones de termitas o de carcoma. Por eso requiere un mayor mantenimiento. Uno que en Grupo Pineda ofrecemos con ilusión.
 
 

Reparación de parques infantiles de madera

Esta mayor vulnerabilidad de la madera en comparación a otros materiales menos naturales concuerda con eso que decíamos de estudiar cada caso. En ese aspecto, un parque infantil de madera no parece la opción más recomendable en entornos muy húmedos y lluviosos. No significa que no podamos hacerlo. Pero hay que tener en cuenta que requerirá un mayor mantenimiento de parques infantiles de madera. Por suerte nos tienes a nosotros. Podemos asesorarte a la hora de seleccionar tu parque ideal. ¡Y ayudarte a cuidarlo!
 
¿Cuentas con un parque infantil de madera? Pues entonces necesitarás un buen mantenimiento para que el mismo se encuentre siempre en perfectas condiciones. ¿Ha sufrido algún deterioro ya? Pues aquí en Grupo Pineda contamos con un servicio de reparación de parques infantiles. Solo tienes que contactarnos. Uno de nuestros profesionales técnicos se personará en sus instalaciones para realizar un examen y determinar las intervenciones necesarias. Cuenta con profesionales. 40 años de experiencia nos avalan.