La volea en pádel es un golpe ejecutado en un espacio cercano a la red y sin permitir que la pelota bote en el suelo. Se trata de un movimiento estrella de este deporte que se utiliza como ataque y descoloca bastante, al contrario, por lo que suele servirte para ganar puntos.

En qué consiste la volea en el pádel

Realmente, volear en pádel es bastante similar a un golpe de tenis. Sin embargo, como en el pádel puedes aprovechar los rebotes en las paredes del fondo, el resultado puede ser diferente. En cualquier caso, se trata de un golpe ofensivo ejecutado en la zona más próxima a la red.

Tipos de volea en el pádel

De derecha

La volea derecha pádel implica que te coloques frente a la red, pero orientando tu cuerpo directamente hacia la bola. Espera en posición de ataque y con la pala en la altura de tu pecho. En el momento del impacto la pala debería estar frente a tu cara y en el centro de la pala.

Del revés

Por otra parte, la volea revés pádel implica que la bola llega muy rápida, por lo que no estarás armado, sino que realizarás un giro muy rápido de hombros, pero manteniendo los pies en la misma posición. En el momento del impacto adelantarás el pie contrario al movimiento, lanzándolo en dirección a la pelota.

Alta

Puedes realizar una volea alta de ataque si la bola ha sido lanzada con poca fuerza, pero con altura. Solamente tienes que usar tu propio peso corporal tras la pelota y realizando una volea hacia la pared. Sin embargo, si llega con mucha fuerza, solamente tendrás tiempo de poner la pala para revotarla, convirtiéndose en una volea de bloqueo.

Baja

Si recibes la bola por debajo de la línea de la red debes tratar de levantarla gracias a una volea. Para ello, mantén la pala a la altura del pecho y el brazo flexionado. La golpearas por delante del cuerpo y ejecuta el impacto antes de volver a tu posición.

Normal

Este tipo de volea se produce cuando recibes la bola a una altura normal para golpearla. Por lo tanto, te resultará mucho más sencilla y natural de realizar.

Cortada/dejada

La volea cortada en pádel se utiliza para poder dar un giro drástico a la situación del partido. La puedes utilizar para sorprender a tu contrincante, por lo que procura que este se encuentre echado hacia atrás o a contrapié.

Paralela

Puedes buscar una bola que llegue de forma frontal y solamente tendrás que girar ligeramente los hombros, ya que la inercia te permitirá conseguir el golpe.

Cruzada

Debes mantener el codo cerca de tu cuerpo y extender ligeramente el bracio hacia delante. Lo cierto es que tienes más posibilidades de fallar, aunque dependerá de la experiencia y la posición de tus rivales.

Al fondo

Este es el tipo de volea que más deberías utilizar, ya que es el mas seguro. Podrás evitar errores y estarás asumiendo menos riesgos.

Liftada

No se trata de un movimiento muy habitual, pero implica una trayectoria de arriba hacia abajo con el que puedes sorprender y el rival no tendrá tiempo de reacción.

Cómo volear en el pádel indoor

Tienes que aprovechar y estar preparado antes de que te llegue la bola para saber cómo volear en pádel. Debes realizar el impacto con la cara de la pala y abierta, manteniéndola a la altura del pecho. Lo más recomendable es que mantengas los brazos y las piernas semiflexionadas, de forma que estes preparado para ejecutar el golpe.

Además, controla la posición de tu cuerpo con respecto a la red. No puedes estar muy cerca, pero tampoco alejarte. Trata de estar en torno a los dos metros de distancia de la misma. Procura no muñequear y estirar bien el brazo para poder golpear la bola. Recuerda que tu pala no retroceda demasiado, intenta que tu brazo no sobrepase los 180º de giro.

Por último, recuerda que todo es cuestión de práctica. Es importante que desarrolles tu técnica y que te preocupes por seguir aprendiendo y adquiriendo más destrezas.

 

¿Necesitas ayuda?