Cómo elegir una raqueta de tenis

Una de las grandes dudas cuando comenzamos un deporte de raqueta es, precisamente, qué raqueta deberíamos comprar. Y el tenis no es una excepción. Es más, por las propiedades de las raquetas de tenis, probablemente es el deporte que más quebraderos de cabeza genera. Después de todo, las cualidades y prestaciones de la raqueta pueden condicionar enormemente nuestro estilo de juego. También nuestro rendimiento. En ese sentido, es muy importante saber cómo elegir una raqueta de tenis correctamente para explotar todo tu potencial de juego.

Pero no es sencillo. Aunque hay consideraciones objetivas a la hora de comprar una raqueta de tenis u otra, la realidad es que intervienen muchos aspectos subjetivos. Como las condiciones físicas que tienes, la estatura, si practicas un estilo de juego más agresivo o más calmado… Todos estos aspectos definen cuál es la raqueta que mejor rendimiento puede sacar de ti. No obstante, y una vez que sabemos esto sobre nosotros mismos, tenemos que conocer las características de las raquetas. Así sabremos cuáles de ellas nos encajan mejor.

 

Qué raqueta elegir

Para conocer qué raqueta elegir, es necesario conocer las propiedades de las mismas. En primer lugar, su peso. Es cierto que las raquetas más pesadas generan una mayor potencia de golpeo. Y esto es muy importante. Pero, por regla general, supone también perder control sobre la propia raqueta. En ese sentido, es recomendable que empecemos con raquetas ligeras y, cuando seamos más diestros, ir probando con raquetas más pesadas. Misma situación ocurre con el tamaño de la cabeza. Cuanto más grande, más potencia y menos control.

La longitud es otra propiedad que debemos tener muy en cuenta sobre cómo elegir una raqueta. Cuanta mayor es la longitud de la pala, mayor alcance tendremos a lo largo y ancho del campo. También proporciona, al igual que un mayor peso y un mayor tamaño de la cabeza, más potencia. Al menos cuando seamos capaces de imprimir la misma velocidad en el golpeo, que no siempre es fácil. Especialmente cuando estamos aprendiendo. De nuevo, lo ideal sería comenzar con raquetas de menor longitud e ir probando raquetas más largas conforme mejoramos.

Y ahora vamos con los patrones. Nos referimos al número de cuerdas verticales y horizontales localizadas en las cabezas de las raquetas. Cuando el número es reducido, obtenemos golpeos más potentes, mientras que muchas cuerdas garantizan un mayor control de los golpeos. Por último, encontramos el balance. Es decir, la distribución del peso a lo largo de la raqueta. En este sentido, las raquetas cuyo peso se encuentran cerca de la empuñadura gozan de mayor control. Son las recomendadas a la hora de comprar raquetas de tenis para principiantes.

 

Mejores raquetas de tenis

Visto lo visto, resulta complicado delimitar cuáles son las mejores raquetas de tenis. Después de todo, variará en función de las cualidades de cada jugador. Además, y dado el carácter de aprendizaje gradual del tenis, debes ir cambiando de raqueta cada determinado tiempo. ¿La razón? Tus cualidades, así como tu estilo de juego, irán evolucionando. Aunque te damos un consejo: sé honesto con tus cualidades y elige la raqueta que más se adapta a tu juego en este momento. No quieras evolucionar más rápido usando raquetas pros. Es contraproducente.

Probablemente durante los primeros meses de juego te vengan mejor las raquetas de swing medio. Ofrecen una potencia y una precisión intermedia, ideal para quienes todavía no han desarrollado un estilo determinado. Más adelante, podrás probar con raquetas de swing largo y rápido y con raquetas de swing corto y lento, según hayas evolucionado hacia unas características de juego u otras. No obstante, no olvides los condicionantes externos. Como los distintos tipos de pistas de tenis, que hacen más pertinentes unas raquetas que otras.

Por | 2019-09-09T11:06:43+00:00 noviembre 26th, 2019|Deportes|