+34 / 915 15 40 34 – +34 658909279 info@grupo-pineda.com

La resina sintética es un material de enorme importancia en el diseño y construcción de pistas deportivas como pistas de fútbol, pistas de baloncesto o pistas de tenis. A diferencia de las resinas naturales extraídas de plantas, las resinas sintéticas son productos fabricados industrialmente. En concreto, productos líquidos viscosos cuyas propiedades son muy similares a las de las resinas naturales. Como la propiedad de endurecerse de una manera permanente. Esta es la razón de que sean utilizadas en la fabricación de suelos deportivos muy variados.
Bajo esa definición de resina sintética encontramos englobados numerosos productos diferentes. Entre ellos, la resina sintética epoxi, sin ninguna duda la resina sintética más empleada en la actualidad. ¿La razón? Cuenta con una resistencia dos veces mayor que la de cualquier otra resina sintética. Elaborada mediante reacciones de polimerización, poliadición y policondensación, podemos encontrarla con frecuencia en toda clase de adhesivos, suelos industriales y pistas deportivas. En este último caso, en conjunción con otro material como el poliuretano.
Por otro lado, encontramos otras resinas sintéticas como la resina acetal, de una mayor sencillez de elaboración. Y también las resinas sintéticas con intercambio iónico, muy utilizadas por la industria farmacéutica. El precio de la resina sintética varía en función de cada una de las variedades. También sus aplicaciones, de ahí el valor de conocerlas en profundidad y saber cuándo emplear cada una. No obstante, lo más importante siempre es la calidad de dichas resinas sintéticas. Por eso en Grupo Pineda solo trabajamos con fabricantes consagrados.
 

Suelos de resina sintética

Ya lo mencionábamos antes: una de las principales aplicaciones de la resina sintética es la construcción de todo tipo de suelos. Tanto suelos industriales para grandes fábricas y grandes almacenes como para pistas deportivas. Al fin y al cabo, hablamos de un material que cuenta con todas las propiedades que requieren los suelos de estos entornos. En primer lugar, adherencia. Una propiedad fundamental tanto en las industrias como en las pistas de juego, donde los resbalones dificultan mucho el desarrollo de los partidos y ponen en peligro la integridad física.
En segundo lugar, la resistencia. En las fábricas y grandes almacenes se emplean todo tipo de maquinaria pesada para transportar elementos de un lugar a otro. Asimismo, las pistas deportivas son muy exigidas por la cantidad de actividad que soportan. Un material tan sólido y de tanta durabilidad como la resina sintética garantiza una vida útil del suelo lo suficientemente extensa. Con un correcto mantenimiento del mismo, estamos ante un suelo que podría sobrevivir durante décadas y décadas en perfectas condiciones de uso.
Y, en tercer lugar, de brillo. La resina sintética que es de verdadera calidad proporciona al suelo un gran brillo que resulta muy estético. En el caso de las pistas deportivos, esto las hace aún más atractivas y resulta aún más divertido jugar en ellas. Especialmente cuando combinamos la resina epoxi con las ventajas del poliuretano, que aportan mayor elasticidad al suelo. Sin embargo, algunas otras resinas sintéticas cuentan con ventajas añadidas que las convierten en materiales ideales para otros fines. Como el aislamiento.
 

Resina sintética que se usa como material aislante

Hemos mencionado varias resinas sintéticas diferentes hasta ahora. No obstante, todas las resinas sintéticas que existen pueden dividirse en dos grandes grupos: las resinas termofraguantes y las resinas plásticas. En el primer grupo encontramos la resina fenólica, más conocidas como baquelita. Es la resina sintética que se usa como material aislante gracias a sus propiedades dieléctricas que hacen que no conduzcan la electricidad. También son capaces de soportar altas temperaturas. Como ves, hay muchas variedades con muchas características distintas. Lo más importante es saber cuándo aplicar cada una de ellas en la construcción de pistas deportivas.