Las naves industriales son escenarios de unas actividades muy voluminosas y pesadas. En ocasiones con el uso de maquinarias especializadas y materiales sensibles. De ahí la necesidad de estos espacios de disponer de pavimentos verdaderamente capacitados para soportar estas actividades. Son los llamados pavimentos industriales y, en este nuevo artículo de nuestro blog, vamos a enumerarte todas sus características, a citar todas sus variantes y a descubrir todas sus aplicaciones. ¿Te apuntas?

¿Qué son los pavimentos industriales?

No resulta demasiado complicado dilucidar lo qué son los pavimentos industriales: pavimentos que son instalados en entornos industriales por sus excelentes propiedades. En concreto, estos entornos abarcan las naves industriales, sí, pero también los grandes almacenes, las fábricas o los laboratorios, todos ellos con un conjunto de necesidades muy específicas. Además, también podemos encontrar suelos industriales en otros inmuebles como las oficinas. ¿Pero qué tienen realmente de especial?

Características de los pavimentos industriales

Son muchas las características de los pavimentos industriales, la primera de las cuales es la resistencia y la firmeza que proporcionan. Esto, como ya apuntamos anteriormente, resulta fundamental en espacios con una utilización habitual de maquinaria pesada y cargas muy pesadas. Además, también son resistentes a las altas temperaturas, a las bajas temperaturas, a la abrasión y a la fricción. Y, si le añadimos que soportan bien cualquier tipo de componente químico, entenderemos el por qué de su valor industrial.

Pero no termina ahí la cosa. Otra de las ventajas de los pavimentos industriales muy apreciada es su falta de deslizamiento para el calzado y, al mismo, tiempo, la facilidad de deslizamiento para las ruedas de todas esas máquinas que circulan por las naves industriales. Por último, no debemos olvidarnos de que son suelos que requieren muy poco manyenimiento y muy poca limpieza dado que están fabricados con materiales que no almacenan demasiados residuos. Como vemos, son muchas las razones para usarlos.

Ventajas de los suelos industriales

Las características de los pavimentos industriales generan un escenario muy ventajoso para todos los que están implicados en el trabajo industrial. Los trabajadores habitarán un entorno mucho más seguro para su salud. Las empresas deberán invertir mucho menos recursos en mantenimiento y verán optimizados todos los procedimientos. Y los consumidores reciben productos en mejores condiciones. Con esta presensación y estas propiedades, es evidente que los pavimentos industriales son fundamentales.

Tipos de pavimentos industriales

¿Pero qué tipos de pavimentos industriales existen en el mercado en la actualidad? Uno muy importante, aunque ha empezado a extenderse a otros ámbitos no industriales también, es el pavimento de resina epoxi. Le acompañan en esta lista el pavimento de poliuretano, el pavimento de poliuretano-cemento, el hormigón pulido y los pavimentos de salas limpias, además de otras opciones menos habituales como el pavimento de metacrilato, el pavimento de fibras de acero o el pavimento de fibras de plástico.

Aplicaciones de los suelos industriales

A lo largo de este post hemos ido mencionando espacios en los que son habituales los pavimentos de clase industrial. Pero haremos un resumen en el que, además, añadiremos otras posibilidades: naves industriales, almacenes, laboratorios químicos, oficinas, parkings, gimnasios, escuelas, aparcamientos, hospitales, baños públicos, centros comerciales, museos, hoteles, pistas deportivas y zonas de humedad como las centros para tratamiento de pescados o de carnes. Son los usos de los pavimentos industriales.

¿Necesitas ayuda?