+34 / 915 15 40 34 – +34 658909279 info@grupo-pineda.com

Jugar es una cuestión muy humana. En realidad, muy mamífera. La inmensa mayoría de los mamíferos juegan a diversos tipos de juego durante los primeros años de vida con el objetivo de desarrollarse, medir sus habilidades y capacidades y adaptarse al mundo. No somos una excepción. Los niños y las niñas necesitan jugar desde muy temprana edad para crecer física, intelectual, emocional y socialmente. Y deben hacerlo en entornos seguros en los que no corran ningún tipo de riesgo. De ahí la importancia de los parques infantiles para colegios.
 

Parques infantiles homologados para colegios

Contar con un parque infantil en el colegio supone una enorme diferencia para los más pequeños y pequeñas. Al fin y al cabo, son espacios donde pueden desarrollar toda su creatividad, liberar la energía acumulada durante las clases e interactuar eficazmente entre ellos para generar vínculos conectivos. En otras palabras: disponer de un parque infantil supone un extra de motivación tanto para los escolares como para los padres. Jugar es básico en esas edades, por lo que los parques infantiles para colegios deberían ser obligatorios en todos ellos.
Pero no cualquier tipo de parque infantil. Los niños y las niñas necesitan jugar libremente en espacios en los que su seguridad se encuentre cien por cien garantizada. En ese sentido, los parques infantiles que encontremos en estos escenarios deben ser parques infantiles homologados para colegios. ¿Qué quiere decir esto? Pues que sean parques diseñados y construidos en base al respeto de las normativas vigentes en materia de construcción de parques infantiles. Normativas alojadas en nuestro marco jurídico nacional.
Esto es muy importante. Mucho más de lo que podría parecer. Utilizar materiales de calidad, respetar criterios de distancia y espacio, o cuidar cada mínimo detalle de construcción son requisitos indispensables a la hora de fabricar parques infantiles para colegios. En Grupo Pineda, fabricantes de parques infantiles desde hace varias décadas, contamos con los conocimientos necesarios para diseñar espacios de juego a medida que respeten, en todos los casos, las normativas prescritas por los organismos correspondientes.
 

Columpios para parques infantiles

Los parques infantiles pueden disponer de muchísimos elementos de juego diferentes. Pero existen algunos que no pueden faltar en ningún caso. Son, por ejemplo, los toboganes o los columpios. Estos sistemas de juego hacen mucho bien al desarrollo de los más pequeños y de las más pequeñas. Y, lo que es mejor, hace que se diviertan enormemente. En Grupo Pineda contamos con los mejores columpios para parques infantiles del mercado. El tipo de columpio con el que los niños lo pasan en grande y los padres están tranquilos.
Porque a fin de cuentas esos son los dos elementos básicos que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir columpios para parques infantiles, a la hora de elegir la clase de pavimento con el que contará y, en general, a la hora de tomar cualquier decisión relativa al parque infantil. Tanto el entretenimiento de los niños como su seguridad son los parámetros a partir de los cuales medimos su calidad y su profesionalidad. De ahí que nuestra creatividad y nuestra seriedad nos conviertan en la mejor opción como fabricantes.
Además de las escuelas públicas, las escuelas privadas también pueden verse muy beneficiadas por los parques infantiles para colegios. Los padres tienen muy en cuenta la presencia de este tipo de espacios cuando se trata de tomar decisiones relativas a la educación de sus hijos. Y con razón. Como apuntábamos antes, un parque tiene todo lo necesario para que los niños y las niñas den rienda suelta a su necesidad de actividad física, conexión e ingenio. Un buen parque marca la diferencia.