Las gradas retractiles son la solución que buscas para conseguir aumentar las opciones de espacio gracias a asientos que se pliegan. No solamente son habituales en grandes estadios o salas de conciertos, sino que la evolución de estos sistemas ha ampliado sus horizontes para ofrecer una amplia gama de posibilidades para otros espacios más reducidos y habituales.

Qué son las tribunas extensibles

Las tribunas extensibles o gradas retractiles son aquellas que se componen de asientos telescópicos. Esto permite que se plieguen muy fácilmente y de forma precisa. Por lo tanto, las gradas telescópicas se convierten en un recurso muy versátil, ya que permiten disfrutar de unas gradas con múltiples asientos y, una vez finalizada esa necesidad, recogerlas para seguir aprovechando ese espacio.

Tipo de retracción de este elemento

Esta clase de gradas te ofrece variedad de opciones, con lo que puedes conseguir una retracción horizontal o una retracción vertical del asiento. De hecho, incluso existen opciones que ofrecen la posibilidad de plegado en ambas direcciones. Sin embargo, lo fundamental es que, con cualquier clase de sistema, se consigue un plegado rápido y de gran precisión para que el resultado sea rápido y sencillo para los usuarios.

Medidas de esta clase de gradas

Las medidas de las gradas retractiles son variadas. De esta forma, podrás escoger aquellas que mejor encajen con el proyecto que tienes en mente. De hecho, incluso existe la posibilidad de desarrollarlas a medida para que encajen a la perfección en el espacio, aunque, lógicamente, esto incrementa el precio de la construcción.

En qué lugares instalar este tipo de tribunas

Las gradas extensibles se pueden colocar en cualquier lugar en el que sean necesarias y quepan. Por eso, es muy habitual encontrarlas en gimnasios, auditorios, instalaciones deportivas o de espectáculos, colegios, institutos y centros de convenciones.

Además, hay diferentes opciones en cuanto al lugar en el que anclarlas. Lo más común es encontrar las tribunas retractiles ancladas en la pared. De esta forma, la última fila de asientos, queda fijada a la pared y desde allí se extiende hacia delante. Cuando se recoge, se contrae hacia esa misma pared. Sin embargo, también hay opción de fijar la primera fila y que sirva de punto de extensión. Además, aunque es la opción menos común, también existen modelos anclados al techo o empotrada en el suelo.

Por último, también podrías optar por tribunas retractiles móviles que, aunque tienen el mismo sistema de apertura de retracción, se pueden ubicar donde más convenga.

Por qué elegir gradas telescópicas

A parte del obvio aprovechamiento de los espacios, esta clase de gradas también ofrecen la ventaja de ser una estructura a medida para el proyecto. Además, su mecanismo es silencioso y rápido, por lo que resulta cómodo y practico. El proceso esta automatizado, por lo que se maneja de forma rápida a través de un control remoto, aunque también existen modelos manuales o semi automáticos. Sin embargo, la mejor de sus ventajas es que requieren poco mantenimiento y tienen una gran resistencia, por lo que la inversión durará muchos años en perfectas condiciones.

Además, contra mejores sean los asientos, más contentos estarán los usuarios. Los sistemas de asientos retractiles no tienen que estar ligados a la mala calidad. Existen opciones que asegurarán que los usuarios de los asientos, puedan estar cómodamente apoyados durante el evento.

Por último, con esta solución conseguirás, sin perder espacio, ofrecer una solución para permitir a un gran numero de espectadores ver cualquier evento con un grado alto de visibilidad y mayor comodidad.

Need help?