Las empresas constructoras como Grupo Pineda disponemos de una variedad creciente de materiales. Al fin y al cabo, la industria nunca para de investigar y de fabricar nuevos elementos entre los que seleccionar. Sin embargo, y pese a la aparición periódica de materiales, lo cierto es que algunos viejos materiales continúan siendo tremendamente valiosas. Y el ejemplo paradigmático lo representa la madera, la cual nos acompaña desde tiempos inmemoriales. En este artículo analizaremos las características de la madera.

Tipos de maderas y sus características

Porque las características de la madera son las responsables de su permanente demanda. No obstante, no existe una única variedad de madera y, en consecuencia, no existen unas únicas características de la misma. En ese sentido vamos a ir explorando algunas de las más utilizadas en la actualidad. Empezando por el pino, una madera de tonos claros, muy suave y con unas propiedades físicas que la hacen muy fácil de trabajar. Es sin duda una de las más presentes, especialmente en la industria del mobiliario.

Muy cerquita encontramos el abeto. Tal y como ocurría con el pino, es una madera de tonos claros y sencilla de trabajar. Suele utilizarse para fabricar muebles, puertas e instrumentos musicales. El cedro, también con una gran suavidad y una excelente robustez, también está muy presenta en la industria de los muebles, más concretamente para fabricar muebles de exterior. El arce tiene varias de las ventajas de la madera de pino, abeto o cedro, pero generalmente de una peor calidad. De ahí que su uso sea menor.

Propiedades de la madera

Las principales propiedades de la madera suelen ser transversales a las diferentes variedades: la estética, la resistencia y la moldeabilidad. Pero lo que suelen variar son los grados. Y en el caso del haya, por ejemplo, el grado de resistencia es mangnífico. Lo mismo ocurre con el fresno. El nogal, por su parte, es una madera con unas características muy particulares: un color oscuro, una resistencia top y una gran dureza. Pero está también entre las maderas más caras del mercado. Eso debemos tenerlo en cuenta.

Estructura de la madera

En una línea bastante similar al nogal, con una estructura de la madera parecida, encontramos el roble, el cerezo y la caoba, todas ellas pesadas y muy duras. Por último, y aunque existen muchos más, vamos a citar a una madera particularmente especial: la teca. Esta variedad posee unas características únicas como son la resistencia a la putrefacción y la resistencia a los insectos xilófagos. Además, también soporta muy bien esos golpes que quiebran otras maderas. Una alternativa muy interesante.

Características químicas de la madera

Las características químicas de la madera vienen determinadas por la composición química de la misma. En líneas generales, esta engloba tres componentes principales: la celulosa, las hemicelulosas y la lignina. La proporción de los mismos varía en función del árbol concreto, de ahí que no podamos hablar de unos rasgos químicos, físicos y mecánicos universales de la madera. En cualquier caso, es un material al que estamos ya muy habituados, por lo que todos tenemos cierta intuición acerca de su funcionamiento.

Principales usos de la madera

Los usos de la madera se multiplican. Pese a que aparecen nuevos materiales, ya lo decíamos, las personas continúan priorizando la madera por sus características estéticas y su cercanía a la naturaleza. Así, los usos van desde la fabricación de mobiliario a la construcción de elementos estructurales de viviendas, y pasando por la obtención de derivados como el cartón o el papel, la obtención de energía o la fabricación de muchos otros artículos. Pon madera en tu vida. Aporta armonía y tranquilidad.

¿Necesitas ayuda?